12 junio, 2012

ESE

S se ríe tan grandemente que su sonrisa parece una nueva boca de subte.

S me conoce tanto que no puedo dejar de ser yo y no esforzarme por ser otra, ni mejor ni peor.

S delira conmigo. La gente nos mira reprobatoriamente como cuando teniamos 20.

S siempre me regala cosas bizarras que mi corazón no sabía que quería hasta que me las da.

S es ESE. Justamente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario