24 diciembre, 2011

Felicidad

No me importa cuan efímera y volátil seas.
Tal vez dures lo que un suspiro.
No me importa, acá estás.
Bienvenida.

16 diciembre, 2011

FINALE

Siempre que escribo nunca pienso en el final.
No existe. No se si lo tendrá por eso nunca lo tengo en mente.
Odio escribir con presiones.
Odio escribir con tiempos.
Odio escribir con limitaciones.
Odio tener en claro desarrollos y mucho mas finales.

Saber como termina el cuento, leer el final aún sin saber como se llega a ÉL es aburrido.
Es descorazonante. Hace inútil arriesgarse a la aventura de leer y/o escribir. Hace tangible la realidad de que existe un TOPE. Un LÍMITE. Un HASTA ACÁ. Un MÁS NO. Un BASTA.

Me conozco el final de esta historia carente de título aún antes de terminar el primer párrafo.

Odio escribir con limitaciones. Aun así escribí. Y ahora el final no me sorprende.

13 diciembre, 2011

KNOCKOUT

Me calzo los guantes. Ajusto.
La adrenalina de la pelea. Se tensa la mandíbula. Se inflaman las venas.
Anticipación. Taquicardia.
Fueron horas interminables de práctica. Contra el punchingball. Contra otros.
Estoy preparada. Lo siento. Lo sé.

Y sin embargo subo al ring y me reconozco indefensa. Vulnerable. Frágil.
Taquicardia. Miedo.
Levanto los antebrazos en posicion de defensa.
Es lo único que me queda.
Salto. Evado. Me agacho.
Esquivo algunas. Recibo otras. Me duele. Me parto.
Pero aguanto. Porque tal vez si aguanto lo suficiente el golpe se convierta en abrazo.

                                            Cross de derecha. Uppercut de izquierda.
                                            Miro a la esquina. Vacía. Nadie a quien pedirle que tire la toalla.
                                            Estoy contra las cuerdas.
                                            Golpe al pecho. Ahogo. A negro.

                  Cuenta regresiva.
                                            Siempre pierdo.
                                            Knockout.