29 febrero, 2012

FLUIR

Correr como el agua.
Mansa o feroz.
Río.
Arrastrando sedimentos de todo eso q fue
y de todo lo que desde un principio no podia ser.

Verternos. Discurrirnos. Derramarnos. Filtrarnos.
Desbordarnos.

Dejarlo fluir
A veces es necesario dejarlo pasar
y mirarlo de reojo seguir su camino.
Sentarse a la orilla, sonreirle de lado,
desearle buen viaje, buena vida
y todo lo demás
también.